Una explosión de fantasía y un espectáculo épico.

Puntuación: 8/10

rhapsodyYa se han cumplido 20 años desde que en la ciudad de Trieste en Italia, dos músicos como Luca Turilli y Alex Staropoli construyeran los cimientos de un ambicioso proyecto de metal épico llamado inicalmente Thundercross, que sin pensar que llegaría a alcanzar niveles de fama global, echó a andar y evolucionó bajo el nombre de Rhapsody y posteriormente RHAPSODY OF FIRE, convirtiéndose en el referente del power metal sinfónico más absoluto en el mundo.
Después de todo este tiempo, tras nueve álbumes de estudio y un disco en directo, Rhapsody of Fire vuelve a la carga ofreciéndonos una nueva visión de su música en directo, intentando dar una vuelta de tuerca a su dilatada carrera, regalándonos el testigo en vivo de algunos de sus grandes temas en este nuevo trabajo en concierto titulado `Live – From Chaos to Eternity´ compartiendo de esta manera tan homónima el título con su anterior obra lanzada hace dos años llamada `From Chaos to Eternity´.
Para esta ocasión, y debido a la separación por aquel entonces de su ya anterior guitarrista y compositor Luca Turilli — actualmente en su nueva banda Luca Turilli's Rhapsody; confuso nombre para algunos — la banda cuenta con una nueva formación con la que pretende sorprender a su público y mostrar que siguen en plena forma, a pesar de cualquier ruptura en el seno interno del grupo, veremos si lo consiguen.

Nos disponemos a comenzar la travesía a lo largo de este disco que nos ofrecen Rhapsody of Fire en dos partes como reflejo de su carrera hasta el momento. Cabe mencionar que este disco no fue grabado en un único concierto, sino que es un compendio de varias actuaciones a lo largo de la gira que ofrecieron por Europa el pasado año 2012, se puede hacer notar debido a los diversos idiomas con los cuales interactúan con el público, entre los que se pueden identificar países como Alemania, Italia y Francia.

Cuando iniciamos la primera parte de esta grabación, enseguida nos percatamos de la gran cantidad de seguidores que la banda ha cosechado durante todos estos años desde que comenzaran su actividad y editaran aquel `Legendary Tales´ allá por el año 1997. Las ingentes voces del público golpean el vacío llamando al grupo desde el foso cuando empiezan a sonar las primeras notas de “Dark Mystic Vision” que nos transportan a través de un portal musical a otras tierras lejanas de oscura fantasía, mientras los músicos comienzan a hacer aparición, hecho que se nota por la masa de fans que corean cada aparición, y entonces como un golpe arremete la introducción musical de “Ad Infinitum” entre una espiral de notas al teclado de Alex Staropoli que ascienden en el aire junto a la voz del conocido Christopher Lee narrando el comienzo del show y presagiando el inicio inminente de este.
Apenas un minuto y estalla entre coros la magnífica “From Chaos to Eternity”, llena de velocidad y grandeza, con un sonido espectacular y bien mezclado en cada elemento, sobre todo en el bajo de Oliver Holzwarth y la batería de Alex Holzwarth, ambos proporcionando un comienzo insuperable. Notamos una compenetración asombrosa entre los nuevos músicos y la voz de Fabio elevándose por las nubes, internándose en la grandiosidad coral y sonando limpia y perfecta. Para mi gusto, creo que el uso de los samplers en directo en este tipo de música no favorece a la vistosidad del espectáculo, lo ideal sería contar con una coral auténtica, así como unos músicos de cámara que hicieran su papel in situ, creo que eso sí introduciría al espectador en un mundo de fantasía en directo.
La batalla continúa con su gran tema “Triumph or Agony”, donde Fabio Lione anima al público, y mostrando gran expresividad lleva a cabo su papel en este con gran interpretación y perfecta ejecución, que acompañado por los coros y la segunda voz ofrece a los asistentes una visión épica del año 2006 en el que salió a la luz el disco homónimo.
El siguiente corte es “I Belong to the Stars”, el cual aporta al concierto un aire más rockero y calmado pero igualmente sinfónico, un pequeño descanso para el público, donde el lugar queda envuelto por la épica y la grandiosidad melódica de los pianos, la orquesta, los coros de mil voces y el gran chorro de voz de Fabio Lione en los estribillos, sencillamente impresionante, unos solos de teclado y piano a cargo de Staropoli que se entremezclan con los solos del genial Tom Hess, donde el público cargado de emoción no puede parar de corear el estribillo.

De nuevo la voz de Christopher Lee nos abre la puerta a las luminosas y solemnes notas de la introducción “The Dark Secret”, donde todo queda en silencio en torno a la narración del actor, cuando los coros y la sinfonía explotan con la fuerza de una tormenta de guitarras frías como el hielo, hasta que la malignidad se adueña del lugar dando paso a la gran “Unholy Warcry” cargada de crudeza y malevolencia. Decir que ver esta canción en directo, para un servidor, sería una experiencia que algún día me gustaría ver cumplida con creces, ya que considero que es uno de los mejores temas que Rhapsody of Fire han gestado en toda su carrera, llena de grandeza y sentimiento. El corte se desarrolla cual ventisca helada a mil por hora, cargada de coros y tesituras tristes en la voz de Fabio Lione, la cual cabalga al ritmo del doble pedal constante de Alex Holzwarth, estallando en los magníficos solos de Tom Hess y Roberto de Micheli.
Tremendo estribillo bien ejecutado sin fallo aparente que se apaga de golpe entre ovaciones para dar paso a la preciosa “Los In Cold Dreams”, tenebrosa y misteriosa, la voz de Fabio serpentea triste entre las notas de sus compañeros hasta estallar en el emotivo estribillo que anuncia el mensaje de este grandioso himno, el cual considero que está a la altura de la misma “Lamento Eroico” que no hace aparición en este doble trabajo. Tema muy bien interpretado por parte de la banda.

Y yo me pregunto, ¿qué tiene este hombre en las cuerdas vocales para lanzar semejantes sonidos por la boca? unos gritos agudos y desgarradores introducen la veloz y fabulosa “Land of Immortals” clásico de la banda que demuestran saber llevar al directo desde hace años de manera perfecta, variando su estructura sin despeinarse y dando una clase magistral de power metal donde la épica y la velocidad hacen de este corte uno de los más celebrados por los fans al término de la canción.
El bajo de Oliver Holzwarth y los oscuros golpes de orquesta y batería nos meten de lleno en la tenebrosa y diabólica “Aeons of Raging Darkness” donde Fabio Lione deleita a sus fans con una tesitura mucho más agresiva, tal y como ya supo sorprendernos en el tema de su aclamado disco `Power of the Dragonflame´ titulado “When Demons Awake”, donde hacía gala de su variado registro. El tema culmina de manera sobresaliente y habiendo calentado, más que de sobra, el escenario para dar paso al fuego oscuro con “Dark Reign of Fire”, tema instrumental de apenas dos minutos y medio que nos abraza entre coros ascendentes y nos demuestra el nivel musical que el batería Alex Holzwarth despliega en directo, ya que nos ofrece un solo de batería lleno de ferocidad y técnica, mostrando un juego casi perfecto de piernas en el manejo del doble bombo, digo casi perfecto porque sí que hay que señalar que alguna "palomita" se le escapa, así como quien no quiere la cosa.
Al terminar esta progresión de ritmos, Fabio Lione presenta al músico entre ovaciones y todo se apaga... ya estás listo para escuchar el segundo disco.

 

Ponemos en marcha el segundo disco de este trabajo, y el espectáculo continúa con el ritmo celta inicial del tema “The March of Swordmaster”, el cual suena apoteósico e incluso más agresivo y potente que en el disco; se nota que ha pasado el tiempo desde aquel `Power of the Dragonflame´ del que procede. La banda ha tenido tiempo de intensificar la poderosa esencia de este tema épico mejorando su apartado orquestal, que en directo se presenta innovador, así como la voz de Fabio que se presenta también mucho más libre y descansada, ya que a pesar de que su registro ha tomado un aspecto agresivo, danza por el tema con fluidez y contundencia. El tema hace una pausa y el grupo juega con el público invitando a este a corear lo que Fabio Lione les va indicando, mientras de fondo suena la música del inicio de la canción variada e interpretada con las guitarras eléctricas. Buena apuesta para animar a los espectadores e invitarles a participar. Una progresión musical palaciega nos devuelve al estribillo y da punto y final al tema con un grupo muy seguro de sí mismo y una voz desgarradora de su frontman.
Solo diré a continuación que el siguiente tema, siendo cual es, creo que se presenta quizá como el más flojo a pesar de haber sido el elegido para promocionar el disco cuando aún no estaba en la calle, y es que lo que afea la increíble “Dawn of Victory” son esas trompetillas que no pegan ni con cola en una orquestación cuidada y una ejecución perfecta como la de este plástico. Creo que Staropoli, debería vigilar el sonido que utiliza en su teclado, porque es bastante malo... por lo demás, la canción es un auténtico golpe de épica y fantasía, sobre todo en su parte celta y en la consiguiente parte con esos teclados futuristas. Gran tema en el cual me ha faltado algo de tacto por parte de Staropoli y un poco de cuidado en las guitarras Tom Hess.
Tras este tema entra en acción Oliver Holzwarth para deleitar al público con su “Toccata On Bass”, magnífica lección de virtuosismo en el bajo que da el pistoletazo de salida a “The Village of Dwarves”, con un asombroso parecido en la mezcla a la original del disco, salvo por que es una canción en la que Rhapsody of Fire hace un poco lo que quiere, haciendo ruiditos con los instrumentos mientras Fabio Lione improvisa las líneas vocales a lo largo del tema poniendo voces, algo que se agradece por desvincularla de la grabación de estudio. Los coros siguen siendo aún así majestuosos y las armonías se suceden entre ellos. Magistral y muy divertida.
Una triste flauta nos guía a las entrañas del tema “The Magic of Wizard's Dream”, sorpresa para todos, ya que las líneas que cantaría Christopher Lee las interpreta Fabio Lione simulando su voz y es muy similar. Gran adaptación por parte de la banda y sobre todo por su cantante, que eleva su voz y la pone al límite impostando con toda su alma, emotiva y grandilocuente, para mí se ha ganado todo mi respeto en directo.
“Holy Thunderforce” arranca fiera y a toda pastilla, maléfica y llena de rabia se sucede con gran rapidez y los músicos incansables no cesan de golpear sus instrumentos sin parar, mientras Fabio Lione anima al público de manera incansable, ofreciendo a todos un tema virtuoso y lleno de melodía que seguro se lo agradecerán por siempre y quedará para el recuerdo en este trabajo.
Los agradecimientos de la banda dan paso al órgano oscuro y penetrante de “Reign of Terror”, increíblemente interpretada por el grupo de manera agresiva y apocalíptica, en la que la voz de Fabio Lione nos ofrece una tesitura cercana incluso al death metal, algo muy muy sorprendente, que seguro que dejará a más de uno con la boca abierta y que sacará un resoplido al oyente. Un tema frenético y oscuro hasta la saciedad, donde uno de los grandes protagonistas es Oliver Holzwarth jugando con el bajo, retorciendo sus notas y empujando el tema a caer en la red de Tom Hess y Roberto de Micheli en una pesadilla musical muy bien tematizada e interpretada.
La pesadilla no termina cuando sin descanso empieza “Knightrider of Doom”, solemne y caballeresca, se abre camino como una tempestad entre la multitud estallando en una explosión de densa niebla musical. Fabio Lione cuenta para este tema, con la variación de su registro, aunque se le nota agotado en algunas partes, lleva a cabo un buen trabajo y demuestra por qué es uno de los mejores vocalistas del mundo.
Tom Hess varía la melodía de su guitarra e introducen una parte vocal donde Lione vuelve a jugar con el público, interactuando con él, cosa que se agradece muchísimo en un directo.
Y entonces el “Epicus Furor” se da lugar para abrir como es debido el himno por excelencia de esta gran banda de metal épico que no podía ser otro que “Emerald Sword”, el cual entre ovaciones despierta el espíritu Rhapsody por doquier, procurando a los oyentes el mayor espectáculo de power metal sinfónico habido y por haber, canción que trae nostalgia en su estribillo y te forma un nudo en la garganta recordando con orgullo aquellos primeros temas de la banda.
Y cuando todo parece terminar con unos coros y una voz en off al final del tema, hace aparición la emotiva y poderosa “Erian's Lost Secrets” que decidida anuncia el final del concierto. Pero no sin antes acabar con la increíble “The Splendour Of Angel's Glory (A Final Revelation)”, temazo instrumental brutal para cerrar este asombroso espectáculo de épica inconmensurable, donde los diálogos de los personajes de la saga de Rhapsody of Fire conversan entre ellos y golpean el horizonte musical formando la despedida de esta gran banda entre aplausos de pura satisfacción por parte de su público.

En conclusión, un trabajo discográfico muy grande, que refleja a la perfección lo que Rhapsody of Fire es capaz de ofrecer en directo, con sus aciertos y con sus fallos, como todo ser humano tiene derecho a cometer, pero haciendo gala de la épica que les caracteriza, demostrando como de unida está la banda musicalmente y la técnica que con los años han conseguido a fuerza de seguir adelante en su empeño por hacer buen metal sinfónico.
Si por mí fuera, puntuaría este trabajo con un soberbio diez, pero lamentándolo hay ciertos aspectos de este disco que me huelen algo a chamusquina. No que esté más o menos retocado posteriormente, eso en realidad da igual, todo el mundo retoca sus trabajos en el estudio para dar un producto de calidad, pero entre esos aspectos se encuentra el hecho de que después de dos años desde el último trabajo lo único que han publicado Rhapsody of Fire es este doble disco de temas en directo; es como si no tuvieran nuevas ideas, o se hubieran quedado estancados compositivamente. También puede ser que quieran tomárselo como un punto y aparte en su carrera tras la marcha de Luca Turilli, el cual ya sacó nuevo material con su grupo y los aquí revisados aún no. Sólo queda esperar que Rhapsody of Fire nos ofrezcan buen metal sinfónico de aquí a poco y hagan callar muchos rumores sobre su supuesta fuga creativa. Yo confío en que seguirán siendo los Rhapsody of Fire de siempre, los únicos que merecen ser llamados reyes indiscutibles del metal épico.

VANAGAND

Lista de temas CD 1:

  1. Dark Mystic Vision
  2. Ad Infinitum
  3. From Chaos to Eternity
  4. Triumph or Agony
  5. I Belong to the Stars
  6. The Dark Secret
  7. Unholy Warcry
  8. Lost in Cold Dreams
  9. Land of Immortals
  10. Aeons of Raging Darkness
  11. Dark Reign of Fire
  12. Drum Solo

Lista de temas CD 2:

  1. The March of the Swordmaster
  2. Dawn of Victory
  3. Toccata on Bass
  4. The Village of Dwarves
  5. The Magic of Wizard´s Dream
  6. Holy Thunderforce
  7. Reign of Terror
  8. Knightrider of Doom
  9. Epicus Furor
  10. Emerald Sword
  11. Erian´s Lost Secret
  12. The Splendour Of Angel's Glory (A Final Revelation)

RHAPSODY OF FIRE son:

  • Fabio Lione - Voz
  • Alex Staropoli - Teclado
  • Alex Holzwarth - Batería
  • Oliver Holzwarth - Bajo
  • Tom Hess - Guitarras
  • Roberto De Micheli - Guitarras

Sitio Oficial: www.rhapsodyoffire.com

Rhapsody

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Entradas de Conciertos

Entradas

Tags

Mägo de Oz   Alternative Rock   Progressive   Secret Sphere   Lujuria   Sacramento   Finntroll   Metallica   Doro   Soziedad Alcoholika   Heavy Metal   Steel Panther   Dio   Tarja   Xandria   Motörhead   Power Metal   Black Metal   Testament   Gamma Ray   Sôber   Ayreon   Amon Amarth   Lacuna Coil   Jorn   Europe   Glam Metal   Heavy   Metal Extremo   Evanescence   Iggy Pop   Def Con Dos   Zero3iete   The Rasmus   Deathstars   Rhapsody of Fire   Nocturnia   Héroes del Silencio   Alhandal   Judas Priest   Shiraz Lane   Darksun   Slayer   Queen   Apologies   Linkin Park   Shinedown   Saratoga   The Agonist   Alice In Chains   Tierra Santa   Dulcamara   Leyendas Del Rock   Sirenia   Apocalyptica   Leo Jiménez   Enslaved   Arch Enemy   Thrash   Entwine   Opeth   Halestorm   Progresivo   Dragonfly   Edenbridge   Abxenta   Saurom   Leave's Eyes   Sonata Arctica   Power   Symphony X   Napalm Death   Dragonforce   Human   Pagan Metal   Alter Bridge   Slipknot   Stratovarius   Amorphis   Barón Rojo   Foo Fighters   Hard Rock   Nightwish   Medina Azahara   Within Temptation   Rosendo   Delain   Amaranthe   Hammerfall   Nile   Stormy Mondays   Epica   Helloween   Disturbed   Lordi   Warcry   Vita Imana   Mötley Crüe   Hamlet   Oomph!   System Of A Down   Children Of Bodom   Scorpions   Death & Legacy   Nova Era   Lacrimosa   Megadeth   Eluveitie   Whitesnake   Rafa Blas   Guns N' Roses   Natribu   Freedom Call   Kamelot   Warmen   Cinderella   Slash   Vixen   Zenobia   Arkania   Anima Adversa   Sons Of Seasons   Iron Maiden   Skunk D.F.   Thrash Metal   Kreator   Sabaton   Atrocity   Dream Teather   Equilibrium   Djent   Jorge Salán   Avalanch   Skull Fist   Foreigner   Mojinos Escozíos   Santa   Glam   The Offspring   Amadeüs   Leño   Pantera   Ac/Dc   Viking Metal   Iced Earth   Kotipelto   Alice Cooper   Ars Amandi   Festival   Lzzy Hale   Joan Jett   Yngwie Malmsteen   Dark Moor   Santelmo   Alquimia   Amoral   We Are The Fallen   Korn   Sepultura   Metalium   Firewind   Bella Bestia   Burning Kingdom   Centinela   Grave Digger   Nudo   Trivium   Led Zeppelin   Angelus Apatrida   Avantasia   Aquelarre   HIM   Ensiferum   Rock Alternativo   Agnostic Front   Korpiklaani   Dagorlath   Kiss   Katatonia   Gotthard   Green Day   Meshuggah   U.D.O.   Dream Evil   Manowar   Morbid Angel   Carmine   Los Suaves   Black Sabbath  

myspiconoyoutubiconofooterfacebookiconfootertwittericon