Puntuación: 9/10

Secretos y Revelaciones

Bastaría solo una palabra para empezar esta crítica y asegurar que la banda que hoy vamos a analizar es una de las más grandes que la historia del Heavy Metal ha dado a luz en nuestro país. Y es que SARATOGA se ha ganado a pulso en sus 18 años de carrera un poderoso reconocimiento y prestigio, tanto a nivel nacional como internacional sin duda merecido, convirtiéndose en uno de los pilares con mayor proyección e influencia en nuestra escena musical actual, desde que Niko del Hierro y Jero Ramiro fundaran la banda allá por el año 1992.

Ahora con espíritu y formación totalmente renovados desde “VII”, nos presentan su octavo y último disco bajo el título de “Secretos y Revelaciones”, trabajo que sin lugar a dudas pregona el gran secreto a voces de que el cuarteto madrileño se ha transformado en la esencia y gran revelación del metal en España, y así lo demuestran.

No pasa un solo segundo en el que no hayamos puesto en marcha nuestro reproductor cuando nos arrolla como un huracán el primer tema del disco, y es que “Después de la Tormenta” estalla en furia y rabia con los primeros golpes de caja de Andy C. sirviendo de perfecta premonición a lo que la banda nos tiene preparado, puesto que en los primeros instantes de escuchar las guitarras de Tony nos damos cuenta de que la tormenta ha llegado a nuestros oídos, una introducción con mucha garra y melodía invade nuestros sentidos, en la onda de aquel tema tan recordado como es “Lagrimas de Dolor” pero con mucha mayor contundencia de una base rítmica que arremete desenfrenada. El verso explota en gran fuerza y melancolía con la voz de Tete Novoa haciendo gala de sus cuerdas vocales vistiendo el tema al mas puro estilo Saratoga con esas dobles voces tan características; todos los instrumentos avanzan de manera imparable hacia un estribillo destinado a ser posiblemente un nuevo himno de la banda, donde la voz esta llena de fiereza, y atada perfectamente a la poderosa base rítmica, con grandes detalles en cada instrumento. Los versos se suceden entre remolinos afilados de distorsiones y la pesada carga del bajo de Niko; tintes Trash los que se pueden escuchar, y la voz vuelve a bailar entre la melancolía y las letras potentes y furiosas cantadas por Tete, dando paso al genial y coreable estribillo tras el cual se sucede un magnífico solo de Tony impregnado de esa melancolía, jugando con múltiples escalas a velocidades de vértigo y sazonado con unos bien realizados sweep pickings, todo acaba silenciado de golpe tras el gran estribillo. Estupendo primer tema para abrir este nuevo trabajo, que sorprenderá a todos y nos hará recordar, seguro, antiguas y memorables canciones de la banda.

 

El siguiente tema ya conocido por todos, ha tenido y tiene sin duda todos los elementos indispensables para ser ese magnífico single que ha sido, ya que “El Planeta se Apaga” nos muestra a unos Saratoga mucho mas modernos que juegan sin miedo con una faceta algo mas “comercial” que en otros temas, debo decir que el videoclip realizado para esta canción me ha encantado y rima perfectamente con la esencia misma de esta.

Todo comienza con unos golpes a conjunto que dan paso al teclado del polivalente Andy, el cual cumple su papel de elemento introductorio a la perfección, el verso se desarrolla con la voz de Tete sobre una base rítmica sencilla y efectiva y unos detalles de cuerdas muy bien colocados, la voz en una tesitura casi susurrante, poco a poco va adquiriendo un brillo y volumen que estalla desgarradora en su prestribillo, dando paso de nuevo al aspecto introductorio y repitiéndose todo de nuevo. El estribillo se da lugar emocionante con ese brillo “comercial” y vaticinando en sus letras el inminente problema que asola nuestro planeta; progresión bien construida en el puente que lleva al potente y épico interludio donde el teclado destaca, y la voz de Tete nos obsequia con su gran interpretación. Un efecto digital nos devuelve al estribillo para acabar el tema con un buen agudo como colofón final.

A nivel personal, el tema a pesar de no tener un solo de guitarra me parece una grandísima canción, muy bien ejecutada y resuelta, muy accesible y que cumple el objetivo de llevar su mensaje directo a nuestros oídos correctamente para hacernos recapacitar sobre el tema que trata.

 

“No Sufriré Jamás por ti” nos transporta de lleno al segundo single de este nuevo disco, el cual se nos presenta salvaje e insistente en su base rítmica, donde Niko destaca sobresalientemente al bajo con su fingertapping. Todo se queda en silencio y la voz de Tete viene a nosotros en un torbellino de distorsiones y golpes de batería, donde el verso comienza contándonos una desdichada historia llena de dureza donde el conjunto al completo exhibe su pesado rostro, hasta que rápidamente la voz de Tete sobre un gran break de Andy nos introduce a solas en un estribillo sin contemplaciones que revienta en nuestros altavoces y de nuevo se presenta como un posible nuevo himno.

Un puente con un toque mas Trash da paso de nuevo a los versos que siguen contándonos la historia y que desembocan de nuevo en el estribillo. La parte Trash se endurece y varía dando entrada a Tony, quien lleva a cabo un solo algo corto pero intenso, tras el cual Tete entra en escena para terminar de relatarnos. El último estribillo se repite con unos adornos en la voz de fondo a la principal, donde se pueden apreciar unos agudos discretos pero con mucho “rollo” que nos arrastran al fingertapping de Niko en el final.

Muy buen tema, donde Saratoga nos vuelven a mostrar que están al día, y que el sonido mas moderno se da cita en sus nuevas composiciones; a destacar el buen hacer de Niko y Andy, y aunque no soy participe de gustarme escuchar dos singles seguidos en un disco, valoro la decisión y el riesgo, aquí bien cumplidos.

 

“Deja Vu” se abre dando comienzo de una manera poderosa y épica, con una melodía de guitarra inicial que bien nos podría recordar a un tema de los germanos Blind Guardian, con esos redobles de timbales y doble pedal en la batería de Andy muy propios de dicho grupo, pero que rápidamente cambian de color cuando entra en escena la voz de Tete, donde la canción cambia radicalmente a un tema totalmente Saratoga, versos aplastantes con unos cortes de doble bombo y guitarras muy característicos acompañando a la voz agresiva y aguda de Tete nos hacen mover todo el cuerpo, cuando una y otra vez Andy comienza a golpear su batería con ferocidad en el prestribillo y Tete nos deleita con su habilidad para llegar a las notas altas y efectuar giros en su voz, comienza el estribillo y no podemos evitar alzar nuestros cuernos cantando la letra, la música nos arrastra y maneja nuestra voluntad en su vertiginoso ritmo; sin duda tema que seguro funciona a la perfección en directo y que incendiará al público en una vorágine de buena locura. Un puente donde la guitarra se da lugar rasgando el vacío, hace pasar de nuevo a los versos donde se redunda el buen hacer de todos y cada uno de los componentes, siguiendo con el torbellino de metal que nos azota en su estribillo. De pronto la canción de un giro inesperado pero firme donde Tony nos da una clase magistral de punteos y solos de guitarra al mas puro estilo Symphony X con la batería resaltando toda la maestría con unos perfectos contratiempos, culminando en la melodía introductoria y situándonos de nuevo en el poderoso prestribillo y el punzante estribillo final para culminar el tema.

A mi parecer un grandioso cuarto tema que demuestra otra vez que Saratoga son capaces de sorprendernos y regalarnos un ya estilo propio con unos toques innovadores, canción que pegará muy fuerte en los escenarios y que la gente acompañara como loca.

Damos paso a un tema algo más clásico, un redoble de Andy, cuatro golpes de caja y una melodía de guitarra aterriza para meternos de lleno en una introducción integra de Heavy Metal de la vieja escuela en “Mucho Por Vivir”. La letra se da lugar nada más acabar la introducción con una portentosa voz de Tete y una base rítmica cambiante que aporta variedad y buen gusto a la melodía de los versos, y que introduce el prestribillo tras una progresión de guitarra rítmica muy propia de la banda, el cual poco a poco nos adentra en terrenos algo más clásicos y que fácilmente se podría incluso bailar, mientras notamos que algo en nuestro interior esta creciendo y los pelos se nos ponen de punta en el momento en que se cuela el estribillo, hardrockero cien por cien, nos eleva y transporta a una época ochentera pero con esencia moderna, que a mi personalmente me recuerda a aquel grupo llamado “Sangre Azul” y donde no puedo dejar de sonreír, tras el cual un potente riff nos endurece de nuevo y los versos, prestribillo y de nuevo el movido estribillo se dan lugar. Los poderosos y pesados riffs se suceden tras todo ello y Tony dispara un solo que cumple muy bien su papel de vuelta a la voz de Tete en el prestribillo y estribillo final, tras el cual un agudo perfecto pero a mi parecer algo hecho por hacer, estalla en nuestro oídos junto a la melodía de guitarra que inició la canción.

En mi opinión, un tema que gustará a mas de un nostálgico de los ochenta y que aporta una nueva visión mas moderna y contundente de entonces, con riffs atronadores y grandes melodías de voz; un tema hecho para disfrutarlo “a tope” y que evoca grandes recuerdos de antaño.

 

<hrdata-mce-alt="Página 2" class="system-pagebreak" title="Página 2" />

 

La siguiente canción, “Cuando los Sueños te Hagan Llorar” nos da un pequeño respiro regalándonos una balada muy dulce que nos puede recordar en sus primeros acordes a “Charlie se Fue” de aquel “Vientos de Guerra”, guitarras acústicas suenan en una melodía cálida que nos evoca tristes recuerdos del protagonista del cual Tete nos narra con voz aterciopelada, interpretando con gran maestría e interpretación, dando color al tema con énfasis mas duro en algunas frases, hasta que las guitarras eléctricas y la base rítmica del grupo hacen acto de presencia ante nuestros oídos en un prestribillo y estribillos, a mi parecer demasiado directos, en los cuales nos aconsejan ante la soledad letras de gran emotividad, que son endulzadas por la gran colocación de las cuerdas y detalles de piano de Andy en los puentes y versos siguientes, interesantes guitarras las que nos muestra Tony, con buenos detalles que colman de matices la composición, culminados con un solo simple pero efectivo y bien acompañado por el crescendo de teclado, que tras el clásico recurso del “parón” en su final, hacen retomar el estribillo con unos coros y unas guitarras pesadas que adornan a la perfección el tema y aportan ese toque de desesperanza.

Debo decir que aunque es una balada preciosa, con un halo de tragedia y una buena composición, me parece algo típica y repentina en sus partes, me deja un poco indiferente, no puedo evitar acordarme de las clásicas “Parte de mi” y “Si amaneciera sin ti”, e incluso la anterior “Sigues estando en mí (en mi vida)” que me pareció un gran tema, y creo que esta vez bajo mi estricta opinión, ha Saratoga les ha faltado algo en esta canción y algunos creo que llegarán a pensar como yo.

 

Un eco y fade out en el anterior tema nos introduce de lleno bajo un sonido sibilante en “Almas sin descanso” potentísimo corte que nos asedia con garra violenta ante nuestros altavoces, una base rítmica “sin descanso” arremete contra todo acompañada de las guitarras de Tony que se muestran agresivas y creando un huracán de distorsiones a nuestro alrededor, en un primer momento este tema puede sonarnos en su introducción a “Dueño del Aire” del anterior álbum “VII”, creando un posible vínculo entre ambos.

La voz de Tete entra directamente a pesada y oscura cuchillada en los versos, acompañada de unos sugerentes ritmos de instrumentación, demostrando que este vocalista esta hecho todo un “fiera” en la gran escena. El tema va subiendo las revoluciones y mostrando algo mas de brillo en su prestribillo donde el doble bombo de Andy y el bajo de Niko van arrasando todo al tiempo que se deja desvelar un jirón de luz en la oscuridad de la canción, que vuelve a cerrarse cuando se da lugar el pesado puente al mas puro estilo Trash que nos devuelve al verso, donde esta vez Tete nos deleita de primeras con una voz algo mas dulce e insinuante que se va tornando en zarpazos agudos en nuestro pecho, con una letra cruda y ahogada, mística y rabiosa, que estalla en un potente grito dando paso a su estribillo, aún mas desesperado, donde la batería acompaña arrolladora unos ruegos que imploran con fuerza por las almas que no han podido encontrar el descanso.

Se abre de nuevo la introducción, en la que tras unos compases deja entrar la voz de Tony a las seis cuerdas, donde hace hablar a su guitarra de forma magistral y con mucho sentimiento, mezclando la máxima sensibilidad con la virtuosidad mas exacerbada y que por mi parte debo alabar. El prestribillo entra insinuante y sin piedad sobre los detalles de timbales de la batería, un grito furioso de Tete y el estribillo pone punto y final al tema sobre una base rítmica salvaje y un detalle en los platos muy curioso.

Solo tengo una palabra para describir este corte y para dar mi más sincera opinión, “temazo”, sin embargo no de los mejores del disco, pero desde luego se gana con creces el respeto de cualquiera que lo escuche, que decir que será otra de tantas canciones de este disco que en directo hará enloquecer a su público.

 

Antes de hablar de “Luna Llena” debo decir que en el momento en que terminé de escucharla, tuve que parar la reproducción del disco, coger aire y volverla a poner desde el principio porque me pareció sin duda la mejor de las composiciones de este “Secretos y Revelaciones”, y es que tiene todos los adjetivos para designarla como mi favorita, rabiosa, aplastante, emotiva, elegante, oscura, y sobre todo completamente innovadora. Más de uno pensará que exagero cuando defino en términos este gran tema, pero solo basta con dar comienzo al primer segundo del corte, que nos introduce tras un gran redoble de batería en una atmósfera densa y oscura con un leve y delicado piano que nos sitúa en una noche fantasmagórica, donde podemos imaginar como única luz una redonda y solitaria Luna Llena entre los árboles, en lo alto del cielo; la base rítmica se mueve a intervalos cortantes con una contundente batería que mezcla todo en un espectáculo que podríamos bautizar en términos interesantemente contradictorios como “delicada dureza”. La voz de Tete aparece como una sombra sobre las guitarras de Tony que avanzan serpenteantes y oscuras de la mano de unas cuerdas solemnes de fondo, la tesitura es sensual, susurrante y a la vez provocativa, podemos imaginar a Tete mirándonos a los ojos intentando embrujarnos con su voz, medio tiempo que va destapándose a medias luces con redobles de timbal de Andy y gritos de rabia, mostrando lo que esta por llegar en una apisonadora de doble bombo, el estribillo corta la respiración y se revela con desesperanza como una de las mejores partes de este disco, voces limpias en tonos altos y guitarras que rasgan una oscuridad absoluta se apagan de golpe en unos pianos y guitarras acústicas que seducen nuestros sentidos, vuelta al verso donde agazapado Tete vuelve a cautivarnos con su magia negra y sus seductoras palabras; vuelve a sucederse el esplendido prestribillo tras el cual un puente pesado danza con unas oscuras cuerdas al mas puro “arte español” y Tony nos sorprende con una majestuosa progresión y una escala virtuosa que nos devuelve al extraordinario estribillo donde sobre la desgarrada y lamentosa voz de Tete unas guitarras flamencas lloran adornando el tema con un esplendido misticismo. Todo acaba con un piano que se pierde delicado en las sombras…

Os aseguro que volveréis una y otra vez a escucharla, os aseguro que cuando termine no podréis pasar al siguiente tema sin retroceder y examinar a fondo todos los matices y detalles de esta gran composición, que para mi es una de las mejores que Saratoga han hecho desde hace muchísimo tiempo, sin duda la sitúo entre las mejores del grupo y la mejor, sin comparación alguna, de este nuevo disco, os la recomiendo enormemente… sin palabras.

 

Damos paso a “Ojos de Ira” la cual emerge desde la oscuridad de “Luna Llena” con fiereza, una absoluta y destructiva malignidad sin parangón se cierne en nuestro reproductor, veloz y sin piedad se describe su introducción que nos embiste con un doble bombo y un bajo atronadores, unas guitarras afiladas cortan el aire y a golpes de auténtico Heavy Metal. Tete entra echando chispas en un tema que se nos presenta al mas puro estilo Saratoga en todos sus aspectos. Los versos se suceden vertiginosamente y a la yugular explotando uno tras otro con unas guitarras que amenazantes se lanzan sobre nosotros en el prestribillo, y como una columna de acero posteriormente en su estribillo, donde toda la base rítmica y las voces rasgadas de Tete se abalanzan sobre nosotros con auténtica rudeza. Un tema que podría haber estado fácilmente en aquel “Agotarás” y que aquí se nos presenta totalmente encajado y en su sitio, dándole a este disco ese sabor auténtico de la banda. Gritos afilados en la voz de Novoa toman presencia durante todo el corte y puentes contundentes y variados entre versos. Tras el segundo estribillo estalla el atronador solo que llega de la manera mas directa con autenticas virtuosidades por parte de Tony, poca melodía y recursos mas veloces, tal como la canción demanda, haciendo gran uso del sweep picking y fluyendo como un rayo hasta chocar de nuevo en dobles bombos en el estribillo final del tema que termina en una atmosfera de distorsiones llameantes y una burbuja eléctrica.

El tema es opaco, cero transparencia, muestra a una banda ruda, una banda directa a matar, con una base rítmica pulida y totalmente infranqueable que avanza a bocanadas de autentico metal. Cuando oímos este tema estamos oyendo como una avalancha de lava candente esta viniendo sobre nosotros; pegada brutal en directo. Para los más acérrimos fans de los sonidos más duros de mano de la banda.

 

Volvemos un poco a la calma cuando entra de forma épica “Mar de Luz” con una introducción sinfónica a medio tiempo en melodías nostálgicas; esta se apaga y comienza un verso donde el piano de Andy revolotea acompañando la voz aterciopelada de Tete y mejor cuidada aquí que en “Cuando los Sueños te Hagan Llorar”, donde esta mucho mejor interpretada, suavidad, dulzura e incluso dolor, se reflejan en el vocalista y la batería no cesa de mantener la melodía todo el rato entre ritmos suaves; Tony hace acto de presencia con la eléctrica y todo se vuelve mas medio tiempo que balada donde el piano no deja de adornar todo el conjunto, y en unos golpes de caja entra el estribillo donde la voz de Novoa toma una tesitura mas aguda, dejando esa ternura y dando otro color al tema, lo cual se mantiene en los próximos versos con las mismas características instrumentales. Aquí el solo de Tony se muestra como un lamento que se mece sobre el agua de la temática, una melodía triste se va tornando en ráfagas de locura y culmina en unas escalas veloces bien ejecutadas, tras las cuales Tete comienza a cantar el verso acompañado de lo que podemos deducir como una pandereta, bonito detalle con buen gusto, que hace estallar en el prestribillo y estribillo unos giros en la voz que pintan la coda de notas alegres y tristes simultáneamente con unas cuerdas épicas de nuevo presidiendo el final.

Opino que “Mar de Luz” no llega a ser balada aunque así lo parezca, es un medio tiempo colocado en el sitio adecuado en el disco que aporta calidez y buen gusto y el cual, da paso a las dos últimas canciones del plástico, dejándonos tomar aire y abriendo la puerta a la explosiva recta final de “Secretos y Revelaciones”. Es acertado.

 

<hrdata-mce-alt="Página 3" class="system-pagebreak" title="Página 3" />

 

“Buscando la Salvación” nos devuelve a unos Saratoga más melódicos, que retoman la velocidad del disco de una forma y un color mucho mas Power propio de los noventa. La introducción se sucede con aspecto fantástico, que nos puede recordar incluso a unos Stratovarius no muy acelerados, siendo la batería la portadora de un ritmo constante y agradable; esta vez Saratoga no muestra su lado más rudo, sino su lado más melódico.

Andy idea un ritmo de batería muy original para los primeros versos, donde juega con la caja haciendo redobles y sobre el cual el bajo, guitarras y voz se suceden muy calmadas, Tete nos muestra de nuevo un lado mas insinuante en sus lineas, metiéndonos poco a poco en la tormenta de un tema que se desata mas contundente en los versos siguientes pero que sigue en una línea algo más melódica y que se desvela como tal en su prestribillo donde el bajo de Niko hace unos arreglos fantásticos, y Tete sube los decibelios con una melodía de voz muy brillante, que se descubre atronadora y absolutamente pegadiza en su estribillo, al mas puro estilo Saratoga del “Clan de la Lucha”, muy power y con unas características melódicas muy interesantes, dobles voces muy bien compactadas y una base rítmica perfectamente encajada con las guitarras, haciendo una melodía que acompaña a las voces y se presenta muy original. Un interludio algo más misterioso nos lleva a un riff de fondo que acompaña el ritmo de batería de los primeros versos, este sazonado con unos acordes de guitarra acústica sobre los cuales a los pocos compases un solo comienza dibujarse y acelera la canción con gran virtuosidad. De nuevo prestribillo y estribillo brillan con luz propia y coronan este tema en unos golpes contundentes de instrumentación y unos gritos de Tete muy bien ejecutados.

Si te gusta el Power Metal, este tema es perfecto para ver en Saratoga ese toque mas noventero, con matices mas cercanos a dicho estilo y adornados con cierta dureza de más, una canción muy elegante, algo lineal pero que guarda en si misma muchos aspectos interesantes que sorprenderán y que incluso a la primera escucha no entrarán del todo siendo necesaria una segunda. Tema que funcionará en directo a la perfección y que guarda en su estribillo un arma muy poderosa.

 

Y llegamos al último tema de este trabajo, el decimosegundo corte nos introduce en el campo de batalla, sonidos bélicos nos rodean, disparos, y ruido de metálicos convoys que avanzan entre un desierto de balas en la lejanía… y entonces un disparo más cercano nos despierta y nos introduce en “Lagrimas de un Ángel”, recuerdos del “Vuelo del Halcón” nos trae su más lenta introducción en el piano que a golpes de distorsión se despierta a través de estos, volviéndose cada vez mas brillante y épica hasta verse arrollada por una batería que explota en una segunda introducción muy veloz con unos riffs muy potentes que dibujan la melodía inicial de manera maléfica, tal como dice el primer verso, “oculto bajo un cielo más oscuro que el abismo, sol y frío sucumbiendo ante el destino”. Tete se muestra agresivo y su voz vuela a pedradas como un heraldo de oscuridad por encima de la incesante base rítmica del conjunto. Se desata la rabia y la melancolía y la progresión de batería dota de matices interesantes a la composición regresando de nuevo a los versos que hacen entrar en escena de nuevo un melancólico halo de oscuridad. El piano vuelve a tomar forma e invoca a Tony ejecutando un solo de guitarra que vuela a través de la densa atmósfera que se debate entre la melancolía y la nostalgia, y sobre un potente riff entre la luz y la oscuridad en virtuosas escalas. Los compases ascienden y toman un camino algo mas progresivo en las melodías, desatando dobles guitarras y un Niko manteniendo una potente base junto a Andy. “Lagrimas de un Ángel” muestra su lado más épico y power, incluso neoclásico, cuando de repente se sucede un cambio, una puerta se abre y una sombra malévola se adentra en el tema, con unas cuerdas de fondo despertando una oscuridad que ya se hacía palpable… Unos riffs iniciales devuelven el tema a los versos, y la tesitura de Tete se vuelve más agresiva y melancólica de nuevo, cuando todo en un grito se queda en silencio y un piano solloza la melodía de la introducción, creando un eco que la batería corta de golpe, sucediéndose un solo de Andy, con unos redobles magistrales sobre acordes de guitarras.

Todo se para en un grito ahogado de guitarra y un fade out nos transporta al campo de batalla… donde un disparo de nuevo nos dice que todo ha terminado.

Junto a “Luna Llena” podría decir que este tema no tiene desperdicio ninguno en sus 8:07 minutos de duración, en los cuales la banda muestra de nuevo su lado mas épico y oscuro, jugando con melodías neoclásicas y pintándolo todo de una malvada atmósfera. Sin lugar a dudas una grandiosa composición, ideal para terminar este “Secretos y Revelaciones”.

 

Para concluir solo decir que después de “VII” este nuevo trabajo de Saratoga nos proclama a voz en grito lo que ya se veía venir, lo que todos estabamos pensando y algunos ya lo decíamos, y es que ahora si que esta formación ha sabido sacar lo mejor de si mismos y han demostrado salvar los obstáculos sacando a la luz un grandioso trabajo que muestra esa buena compenetración y complejidad en el seno de la banda, que poco a poco se iba haciendo latente.

Tengo que decir que los que dudaban de los nuevos componentes deberían darles una oportunidad, porque yo sinceramente dudaba de que llegaran ha hacer algo tan bueno como lo aquí analizado, pero después de escuchar “Secretos y revelaciones” tengo que decir que estaba completamente equivocado.

Saratoga es y seguirá siendo sinónimo de calidad, de temperamento, de originalidad, de energía, y por supuesto de Heavy Metal durante mucho tiempo. Un verdadero pilar de nuestra escena que ha sabido renovarse y mantenerse a la vez, una gran banda, unos grandes Saratoga.

 

Lista de temas:

  1. Después de la tormenta
  2. El planeta se apaga
  3. Mucho por vivir
  4. Deja Vu
  5. Cuando los sueños te hagan llorar
  6. Almas sin descanso
  7. Luna llena
  8. Ojos de ira
  9. Mar de luz
  10. No sufriré jamás por ti
  11. Buscando una salvación
  12. Lágrimas de un ángel

SARATOGA son:

  • Tete Novoa – Voz
  • Tony Hernando – Guitarra
  • Niko del Hierro – Bajo
  • Andy C. – Batería y Teclados

Sitio oficial: www.saratoga-agotaras.com

Simarro

saratoga

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Entradas de Conciertos

Entradas

Tags

Power Metal   Leave's Eyes   Mägo de Oz   Alquimia   Edenbridge   HIM   Rhapsody of Fire   Entwine   Halestorm   Darksun   Firewind   Lacuna Coil   Leyendas Del Rock   Lacrimosa   Heavy Metal   Apocalyptica   Symphony X   Europe   Heavy   Zenobia   Morbid Angel   We Are The Fallen   Rosendo   Kreator   Epica   Stratovarius   Steel Panther   Dio   Sacramento   Alter Bridge   Equilibrium   Medina Azahara   Natribu   Saratoga   Ayreon   Cinderella   Sabaton   Napalm Death   Deathstars   Foreigner   Nova Era   Aquelarre   Centinela   Amon Amarth   The Offspring   Anima Adversa   Death & Legacy   Green Day   Evanescence   Zero3iete   Amadeüs   Progresivo   Djent   System Of A Down   Dulcamara   Meshuggah   Grave Digger   Lujuria   Yngwie Malmsteen   Opeth   Within Temptation   Metal Extremo   Dream Teather   Enslaved   Atrocity   Slash   Mötley Crüe   Lordi   Judas Priest   Alhandal   Gamma Ray   Katatonia   Alice In Chains   Tarja   Secret Sphere   Foo Fighters   Pantera   Avalanch   Trivium   Skunk D.F.   Shiraz Lane   Agnostic Front   Dragonfly   Ac/Dc   Festival   Finntroll   Apologies   Santelmo   Def Con Dos   Led Zeppelin   Glam Metal   Hammerfall   Megadeth   Ars Amandi   Gotthard   The Rasmus   Iggy Pop   Kiss   Viking Metal   Amaranthe   Power   Ensiferum   Whitesnake   Doro   Bella Bestia   Dark Moor   Vixen   Arkania   Nudo   Iron Maiden   Testament   Amoral   Héroes del Silencio   Rock Alternativo   Thrash Metal   Warmen   Barón Rojo   Vita Imana   Nile   Soziedad Alcoholika   Motörhead   Manowar   Arch Enemy   Skull Fist   Children Of Bodom   Sôber   Hamlet   Shinedown   Saurom   Metalium   Oomph!   Iced Earth   Alternative Rock   Metallica   Sonata Arctica   Black Metal   Guns N' Roses   The Agonist   Rafa Blas   Sepultura   Amorphis   Freedom Call   Pagan Metal   Nightwish   Linkin Park   Jorge Salán   Slipknot   Helloween   Hard Rock   Alice Cooper   Leo Jiménez   Kotipelto   Korn   Carmine   Mojinos Escozíos   Korpiklaani   Avantasia   Xandria   Queen   Dagorlath   Kamelot   Abxenta   Scorpions   Dream Evil   Disturbed   Lzzy Hale   Black Sabbath   Nocturnia   Warcry   Jorn   Human   Eluveitie   Slayer   Los Suaves   Tierra Santa   Burning Kingdom   Thrash   Sirenia   Sons Of Seasons   Stormy Mondays   Leño   Joan Jett   U.D.O.   Angelus Apatrida   Dragonforce   Progressive   Glam   Santa   Delain  

myspiconoyoutubiconofooterfacebookiconfootertwittericon