Puntuación: 8/10

Evanescence

Poco queda ya de aquel cuarteto de Arkansas liderados por una joven pareja que a principios de 2003 nos presentaba la sublime “Bring Me To Life”,  de la mano de la película Daredevil. Tras un álbum debut que vendió más de veinte millones de copias en todo el mundo y nos dejó auténticos clásicos como el ya citado single, “Going Under” o “My Immortal”, la vocalista Amy Lee ya debía enfrentarse a la necesidad de acarrear sola con el peso compositivo de la banda para lanzar un segundo álbum. Muchos de los que conocimos a la banda en aquellos días, seguimos preguntándonos a qué sonarían hoy en día si el compositor Ben Moody continuase junto a Lee, pero si bien con `The Open Door´  la banda lograba ampliar horizontes, el nuevo trabajo que nos presentan ahora - tras cinco años de silencio y con una plantilla de músicos totalmente renovada - define con mayor fuerza una nueva etapa de sonido en EVANESCENCE.

El tema encargado de abrirnos paso a este nuevo álbum homónimo es “What You Want”, pegadizo single de presentación en el cual desde el comienzo podemos notar ese cambio, ese “change” del que tanto nos habla Amy Lee.  Si bien nos han hablado también de que este `Evanescence´ posee un sonido más duro, esta es una de las canciones más pop del disco,  que además contiene una letra muy positiva, algo a lo que Evanescence no nos tiene acostumbrados, y mucho menos en los singles. Batería y piano se mantienen muy enérgicos durante todo el tema mientras la voz de Amy desata todo su poder. Destacable la parte de violín, que otorga gran fuerza a la canción en el puente.

La guitarrera “Made Of Stone” es -para mí gusto - una de las mejores canciones del disco (si no la mejor), que engancha desde la primera escucha con un riff excelente y un aire desenfadado a metal alternativo, donde Amy explora diferentes registros. El buenísimo solo de guitarra que la adorna nos deja con ganas de más. La letra tiene un mensaje claro y directo que nos recuerda a aquel dicho popular de “por un oído me entra y por otro me sale”.

“The Change” comienza con una suave introducción y poco a poco va avanzando hacia un sencillo estribillo donde reina el poderío vocal. En general, una canción suave con algunos tintes electrónicos y esa atmósfera oscura “tan Evanescence”. Gana mucha fuerza en el puente, especialmente por la manera rabiosa en la que canta Amy. Las baterías del estribillo final parecen sobrecargar un pelín junto con los coros, antes de que el sonido descienda hacia lo que será el comienzo del cuarto corte.

Y con unas pequeñas notas de piano nos introducimos en el segundo single, “My Heart Is Broken”, otro de los temas estrella del álbum. Evanescence recupera aquí todo su drama y esa melancolía de los temas de antaño, de la mano de una letra triste y una preciosa melodía de piano, sin dejar para nada de lado las guitarras cañeras y esa batería tan presente. Es un tema con mucha fuerza que, por las reminiscencias a los anteriores trabajos de la banda, posiblemente vaya a funcionar mejor como single que “What You Want”.

Con “The Other Side” recuperamos un poco la positividad melódicamente hablando, ya que la letra hace referencia a la muerte, pero de una manera intrépida. Podríamos decir que el baterista Will Hunt se hace con el protagonismo de este sencillo tema de pegadizo estribillo.

“Erase This” comienza con un piano épico y enérgico que se mantendrá muy presente durante toda la canción, seguido por el resto de instrumentos que también mantienen un ritmo rápido. Amy continúa haciendo gala de sus tonos más altos, algo por lo que se caracteriza su trabajo general en este disco. Durante el puente y hasta el final, es toda una explosión sinfónico-rockera.

Momento de tranquilizarse un poco con algo más lento y delicado. “Lost In Paradise” es una de esas baladas “marca de la casa” en Evanescence donde la dulce Amy y su piano nos conducen hasta atmósferas oscuras y románticas mientras en la letra nos habla de soledad, dolor y anhelo. Poco a poco va creciendo instrumentalmente, desencadenando en un hermoso tema muy poderoso y  100% Evanescence.

“Sick” es una canción muy rockera y directa, que comienza misteriosa y lentamente y se va dirigiendo hacia un estribillo potente y rabioso donde Amy declara “estamos hartos, no entienden que estamos hartos, de este pozo sin fondo de mentiras tras ojos cerrados”. Ese contraste entre estrofas lentas y partes fuertes deja una sensación extraña, pero al mismo tiempo le convierte en un tema muy interesante y distinto de lo que suelen hacer.

Las guitarras entran potentes para presentarnos “End Of The Dream”, donde de nuevo topamos con la muerte de un modo positivo, sin lugar a miedos y esta vez también con el bonito mensaje de “sigue a tu corazón”. Musicalmente, a estas alturas del disco hemos llegado a un punto en el que no presenta mucha novedad, aún así es pegadiza y agradable de escuchar.

Reponemos fuerzas con “Oceans”,  a la cual nos introducen unos sonidos sintetizados tras la hipnotizante voz de Lee. Contrariamente a su antecesora, esta canción nos deja explorar algunos nuevos tintes instrumentales muy bien adornados por los coros del fondo, que nos remiten de nuevo a anteriores trabajos más épicos. Amy Lee “cruza los océanos en tu mente”, demostrándote una vez más que su dominio vocal alcanza su mejor nivel en este nuevo álbum. Esperemos que así sea también en los directos.

Según la banda ha declarado, la inspiración para escribir “Never Go Back” la trajo el trágico terremoto de Japón. Evidentemente por ello la melodía está empapada de drama, sin dejar de evocar fuerza y dolor mediante altos tonos vocales en el estribillo. El piano vuelve a ser elemento fundamental.

“Swimming Home” personalmente es el tema del disco que menos ha llamado mi atención, aunque reconociendo perfectamente el porqué;  y es que es posiblemente el tema más novedoso del disco, el más anómalo dentro de a lo que Evanescence nos tiene acostumbrados. Se trata de una balada muy suave con elementos electrónicos, sin guitarra, y una letra simple y tirando a empalagosa, donde una vez más lo que se ha buscado destacar sobre todo es la voz de Amy. Quizás una manera demasiado insípida de cerrar un álbum tan bombástico.

En la edición de lujo del disco podemos encontrar cuatro temas más que no tienen desperdicio:

“New Way To Bleed” casi logra transportarme a la era pre-2004, cuando Ben Moody y David Hodges eran los pilares fundamentales de composición junto a Lee. Del mismo modo puedo incluso imaginarme esta canción en un álbum de We Are The Fallen. Excelente tema con toda la esencia oscura de la banda que debería haber formado parte del tracklist del disco.

“Say You Will” es totalmente distinta. Ritmo rápido, positividad y riff fuerte que nos invita a rockear y cantarla a toda voz. Recupera un punto dramático en el puente a través de la voz de Amy, bien seguida por una parte más sinfónica, mientras la batería no cesa de golpear con mucho carácter.

Uno de aquellos pequeños vídeos de adelanto que los componentes de la banda nos fueron regalando a través de las redes sociales, dejaba ver a Amy tocando al piano la melodía de “Disappear”, que en aquellos momentos aparentaba ser una balada y finalmente no ha resultado ser una canción lenta en absoluto. Sin duda, esas notas de piano que me hace recordar ligeramente a “Bring Me To Life” dan muchísima vida a esta canción, que también hubiera merecido formar parte de la edición normal del disco.

Si la última balada “Swimming Home” me había dejado con mal sabor de boca, encuentro la perfecta sustituta en “Secret Door”. Emocionante comienzo con la más dulce Amy Lee cantando sobre unas notas de arpa que ella misma ejecuta. Ahora sí que estamos ante una de las mejores baladas de Evanescence hasta la fecha, y no han sido pocas desde sus comienzos en 1998.

Generalmente, con `Evanescence´ en mi opinión han logrado dar un paso más sobre el sonido de `The Open Door´, hacia un mejor resultado, más sólido, más curtido y maduro. Con una plantilla de músicos nuevos y sólo un integrante de la formación original tampoco podríamos esperar un segundo `Fallen´ ni el magismo de `Origin´ , por lo que claramente la búsqueda de nuevos sonidos era lo más favorecedor para un tercer trabajo, y así lo han hecho. No obstante el cambio es ligero y no parece que necesitasen realmente cinco años de silencio para lanzar este álbum, ya que peca de ser un tanto monótono y saturar demasiado con las voces. Aun así, seguro que `Evanescence´ no defraudará a los fervientes seguidores de la banda que tan pacientemente lo han esperado.

 

Lista de temas:

  1. What You Want
  2. Made Of Stone
  3. The Change
  4. My Heart Is Broken
  5. The Other Side
  6. Erase This
  7. Lost In Paradise
  8. Sick
  9. End Of The Dream
  10. Oceans
  11. Never Go Back
  12. Swimming Home

  13. New Way To Bleed (Bonus Track)
  14. Say You Will (Bonus Track)
  15. Disappear (Bonus Track)
  16. Secret Door (Bonus Track)

EVANESCENCE son:

  • Amy Lee - Composición, piano, arpa y voces.
  • Terry Balsamo - Composición, guitarra.
  • Troy McLawhorn - Composición, guitarra.
  • Tim McCord - Bajo.
  • Will Hunt - Batería.

    Sitio oficial: www.evanescence.com

    KRIS M.

    Evanescence 2011

     

    Comentarios  

     
    NIICOLL ardiila
    +1 # NIICOLL ardiila 21-02-2012 22:24
    amo evanescence
    Reply | Reply with quote | Quote
     

    Escribir un comentario

    Código de seguridad
    Refescar

    Entradas de Conciertos

    Entradas

    Tags

    Iron Maiden   Dream Evil   Guns N' Roses   Shinedown   Saratoga   Dark Moor   Black Sabbath   The Offspring   Morbid Angel   Carmine   Héroes del Silencio   Nudo   Alter Bridge   Angelus Apatrida   Finntroll   Leo Jiménez   Centinela   Rock Alternativo   Pantera   Ars Amandi   Stratovarius   Testament   Abxenta   Glam   Progressive   Gotthard   Mägo de Oz   Iggy Pop   HIM   U.D.O.   Doro   Djent   Slayer   Amoral   Ac/Dc   Hamlet   Arch Enemy   Darksun   Edenbridge   Dagorlath   Alquimia   Europe   Aquelarre   Judas Priest   Black Metal   Apocalyptica   Tarja   Steel Panther   Nightwish   Amorphis   Opeth   Atrocity   Zenobia   Motörhead   Bella Bestia   Warmen   Sabaton   Vita Imana   Anima Adversa   Dio   Vixen   Equilibrium   Kreator   Ayreon   Alhandal   Meshuggah   Los Suaves   Lujuria   Scorpions   Green Day   Cinderella   Mojinos Escozíos   Avalanch   Freedom Call   Amaranthe   Sons Of Seasons   Kotipelto   Enslaved   Xandria   Stormy Mondays   Joan Jett   Jorge Salán   Santa   Leave's Eyes   Kamelot   Evanescence   Sacramento   Soziedad Alcoholika   Heavy Metal   Barón Rojo   The Agonist   Katatonia   Sonata Arctica   Saurom   Thrash Metal   Slipknot   Iced Earth   Napalm Death   Foo Fighters   Whitesnake   Ensiferum   Lzzy Hale   Foreigner   Epica   Gamma Ray   Megadeth   Jorn   The Rasmus   Amon Amarth   Power Metal   Alice In Chains   Nile   Halestorm   Human   Power   Lacrimosa   Led Zeppelin   Lacuna Coil   Hard Rock   Nocturnia   Medina Azahara   Alice Cooper   Agnostic Front   Dragonfly   Korn   Deathstars   Santelmo   Rosendo   Korpiklaani   We Are The Fallen   Def Con Dos   Sôber   Metal Extremo   Eluveitie   Entwine   Hammerfall   Alternative Rock   Firewind   Manowar   Avantasia   Dulcamara   Linkin Park   Tierra Santa   Heavy   Lordi   Sepultura   Disturbed   Dream Teather   Within Temptation   Kiss   Glam Metal   Symphony X   Metalium   Yngwie Malmsteen   Apologies   Children Of Bodom   Rhapsody of Fire   Trivium   Progresivo   Leño   Oomph!   Leyendas Del Rock   Helloween   Skull Fist   Nova Era   System Of A Down   Secret Sphere   Arkania   Amadeüs   Dragonforce   Grave Digger   Sirenia   Shiraz Lane   Viking Metal   Festival   Queen   Burning Kingdom   Rafa Blas   Slash   Zero3iete   Metallica   Mötley Crüe   Natribu   Death & Legacy   Delain   Thrash   Skunk D.F.   Warcry   Pagan Metal  

    myspiconoyoutubiconofooterfacebookiconfootertwittericon